NICOLAS QUINTELA
Contrabajo

Desde niño el mensaje familiar fue muy claro y en él caló muy hondo, siempre le dijeron que los objetivos en la vida se alcanzaban con trabajo, con mucho trabajo... Lo tomó literalmente y empezó con el contrabajo, precisamente cuando el tango despertaba pasiones en su corazón rockero. Nativo del Barrio de Almagro dedicó su estudio a lo clásico. En una ocasión acompañó a Roberto “Polaco” Goyeneche, a un trámite bancario.